QUÉ ES LA TERAPIA FAMILIAR

"Gobernar a una familia
es casi tan difícil
como gobernar todo un reino"

Michael de Montaigne 


Los conflictos familiares no se restringen exclusivamente a la pareja.

En muchas ocasiones hay dificultades de relación entre diferentes miembros de la familia (hijos y padres, sistemas de alianzas entre estos, hermanos, tios, abuelos, familia extensa...)

Estos sistemas de núcleos de filias y fobias dentro de la familia, o de rivalidad declarada, pueden romper completamente la dinámica familiar y cualquier intento de solución pasa por un ataque.

Delimitar los conflictos, establecer las bases de comunicación y romper las alianzas intrafamiliares para convertir a la familia en un mismo equipo, son las bases de la terapia familiar.

ENTRADAS DE BLOG SOBRE TERAPIA FAMILIAR:


EN QUÉ CONSISTE LA TERAPIA FAMILIAR

La terapia familiar se basa en la idea de que muchos problemas surgen de los patrones de comportamiento familiares y se ven afectados por éstos. Algunos de los problemas centrales hacia los que se dirige una terapia familiar serían:


1. Incapacidad para resolver conflictos, tomar decisiones o solucionar problemas

2. Organización caótica o falta de concordancia sobre las responsabilidades

3. Organización demasiado rígida que da como resultado la incapacidad para responder ante circunstancia cambiantes y el estrés

4. Cercanía excesiva hasta el punto en que los miembros de la familia pierden la sensación de individualidad

5. Falta de lazos emocionales y de comunicación entre los miembros de la familia

6. Fracaso de los padres para llevar a cabo un acuerdo sobre las prácticas de crianza de los hijos

TECNICAS EMPLEADAS EN TERAPIA DE FAMILIA

La terapia familiar puede tomar la forma de terapia de pareja o terapia de toda la familia, involucrando a los padres, los hijos y, en algunos casos, la familia extensa. Los objetivos generales incluyen aprender a comunicarse, gestionar conflictos y mejorar la dinámica familiar. Los planes de tratamiento están dirigidos hacia esos objetivos generales, así como a ayudar al terapeuta a comprender y descubrir problemas en la estructura familiar.

LAS ÓRDENES DEL AMOR

“Los Ordenes del Amor” - el enfoque terapéutico sistémico de Bert Hellinger.



En Terapia Familiar Sistémica, la trama relacional entre los diversos miembros de la familia ocupa un papel destacado. El comportamiento de un miembro de la familia condiciona la reacción del otro, y dependiendo del punto de partida de nuestra observación, podremos describir diferentes sucesos y procesos. Un problema de conducta organiza a todo el sistema, y el trabajo terapéutico consiste en encontrar conductas que permitan eliminar el problema.

TERAPIA FAMILIAR POST-DIVORCIO: SANEANDO, CONSTRUYENDO, APRENDIENDO A SER FELICES

Vamos a hablar del divorcio cuando existen hijos en común, dado que es la situación que emocionalmente puede resultar una mayor carga y fuente de disgustos de forma permanente durante años. El rencor, presuponer malicia en las acciones de otra persona, actuar milimetrando cualquier acción para que no suponga un beneficio añadido para el otro y llevar una agenda pormenorizada de supuestos agravios es angustioso, agotador. ¿Quien puede querer eso para su vida? ¿En qué confluye esto con la necesidad de empezar un camino hacia la felicidad?


Un punto básico en la ruptura de pareja con hijos es la diferencia en los puntos de vista sobre su crianza y educación: unos se quejan de permisivos, otros de estrictos, unos de que les dan de comer cosas que les dan la gana, otros que los niños llevan un régimen semiprusiano...


TERAPIA FAMILIAR PARA MEJORAR LA RELACIÓN CON ADOLESCENTES

La relación con los hijos adolescentes puede crear una situación de conflicto familiar que va más allá de las dificultades de relación con el hijo.


En ocasiones los progenitores toman posiciones diferentes respecto a la forma de gestionar las situaciones complicadas que se generan con los chicos, y comienzan las dificultades de parejas con alianzas extrañas, en las que uno de los progenitores puede llegar a sentirse desplazado por no ser tenido en cuenta en las decisiones o directamente, porque se le oculten datos respecto a problemas con el hijo.